Aptitud

¿Las bicicletas estacionarias tensan las pantorrillas?


Usar la bicicleta estacionaria es fácil para tus huesos, por lo que es ideal para los deportistas mayores.

Barry Austin / Visión digital / Getty Images

La bicicleta estacionaria ofrece un entrenamiento de bajo impacto y es fácil para las articulaciones, por lo que es ideal para quienes sufren de dolor e inflamación en las articulaciones. Esto permite a las personas con riesgo de lesión articular mejorar la función cardíaca, la circulación sanguínea y perder peso a través del ejercicio aeróbico. La bicicleta estacionaria le permite pedalear a altas velocidades para un entrenamiento intenso, pero una técnica inadecuada durante el ciclismo ejerce un estrés excesivo en las pantorrillas y puede provocar lesiones.

Identificar los músculos tensos de la pantorrilla

El músculo de la pantorrilla se encuentra en la parte posterior de la parte inferior de la pierna y está formado por dos músculos. Los músculos gastrocnemio y sóleo de las pantorrillas se conectan al tendón de Aquiles, que se inserta en el hueso del talón. Los músculos de la pantorrilla tiran del talón hacia arriba cuando pedaleas en una bicicleta estacionaria, pero cuando estiras los músculos demasiado, puede provocar tensión en los músculos de la pantorrilla. Las distensiones musculares de la pantorrilla pueden variar desde una rotura leve en el tejido muscular hasta una rotura parcial o completa de los músculos de la pantorrilla, lo que puede ser doloroso.

Colar tus pantorrillas

Con una técnica inadecuada, puede tensar los músculos de la pantorrilla más allá de sus límites en una bicicleta estacionaria. Simplemente apuntando los pies hacia arriba mientras el ciclismo extiende los talones, lo que puede provocar un estiramiento excesivo y una rotura en los músculos de la pantorrilla. La debilidad muscular por el sobreentrenamiento, la rigidez muscular por el calentamiento inadecuado o el esfuerzo excesivo al hacer ejercicio aumenta el riesgo de forzar los músculos de la pantorrilla.

Ciclo como un profesional

Si usa una bicicleta vertical, coloque el asiento a la altura de la cadera antes de sentarse. Siéntese en la bicicleta y coloque los pies en los pedales y ajústelos bien para evitar extender los pies. Solo debe poder doblar ligeramente las rodillas y hacer un ciclo sin tener que apuntar los dedos hacia arriba. Establezca la bicicleta en un nivel de resistencia bajo a medio si tiene dificultades para mantener la forma en un nivel superior. Otra opción es una bicicleta reclinada estacionaria, que está en una posición reclinada relajada. Este tipo de bicicleta puede ayudar a aliviar el estrés en las pantorrillas.

Prepara tus músculos de la pantorrilla

El calentamiento durante al menos cinco minutos antes de comenzar su entrenamiento aumentará su flexibilidad muscular, lo que reducirá las posibilidades de tensar los músculos de la pantorrilla. Los ejercicios de calentamiento pueden incluir trotar o andar en bicicleta moderadamente, y ejercicios de calistenia como saltos y flexiones. Mantenga la fuerza muscular con elevaciones de pantorrillas para evitar distensiones musculares. Realice aumentos de pantorrilla colocando las puntas de sus pies en un paso aeróbico. Coloque su mano en una pared o viga de soporte para mantener el equilibrio, luego levante los talones extendiendo los tobillos. Baje los talones de manera controlada para completar una repetición, luego repita para un total de 10 repeticiones y dos o tres series.