Nutrición

Consejos para vencer los antojos de azúcar


El estrés agudiza tus golosos.

Puede asociar la palabra adicción con drogas, alcohol y tabaco, pero según Jeffrey Rossman, Ph.D., el azúcar de mesa simple también cumple con todos los criterios para una sustancia adictiva. El azúcar provoca la liberación de neurotransmisores de placer, como la dopamina y la serotonina en el cerebro. A pesar de las buenas intenciones, muchas personas se encuentran en exceso en golosinas azucaradas y experimentan abstinencia cuando intentan desintoxicarse. Si bien el azúcar es una sustancia poderosa, no es necesario que seas esclavo de los antojos.

Manejar el estrés

Según Harvard Health Publications, es probable que una gran carga de trabajo en la oficina o problemas en el hogar aumenten el estrés y el peso. Cuando estás bajo estrés crónico, tus glándulas suprarrenales liberan una hormona llamada cortisol que estimula tu apetito. El apetito inducido por el estrés también es muy selectivo. Es mucho más probable que desees grasa y azúcar que en circunstancias más tranquilas. Practica técnicas de relajación como la meditación, la respiración profunda y el yoga para controlar tu estrés y vencer los antojos de azúcar.

Elegir sabiamente

Los carbohidratos refinados, como las galletas, el pastel y las gaseosas, hacen que su nivel de azúcar en la sangre se dispare y luego se bloquee un poco más tarde, lo que lo hace sentir letárgico, irritable y débil. Cuando lleguen los antojos de azúcar, busque una fruta o un panecillo integral. Satisfacerá a sus golosos y los carbohidratos complejos mantendrán sus niveles de energía estables.

Planifica con anticipación

Dado que un colapso del azúcar en la sangre lo hará vulnerable a los antojos, es importante planificar comidas y meriendas regulares. Coma cada tres o cuatro horas comenzando dentro de la hora de su levantamiento. Intente combinar proteínas y carbohidratos complejos, los cuales se digieren lentamente, en cada comida. Por ejemplo, puede comer huevos y tostadas integrales para el desayuno y una manzana con mantequilla de maní como refrigerio.

Distracción

Cuando un antojo arraiga en tu mente, es difícil combatirlo. En lugar de enfrentar a tu enemigo azucarero de frente, busca una distracción. Llama a un amigo, lee un libro o sal a caminar. La actividad física es una excelente manera de lidiar con los antojos y también es buena para la salud.

Emociones

El azúcar no es solo adictivo hormonal y neuroquímicamente. Su anhelo de dulces también puede surgir de problemas psicológicos. Mantenga un registro de sus antojos y emociones correspondientes durante varias semanas. Evaluar la revista y buscar tendencias. ¿Estás tentado a buscar un brownie cuando estás triste, aburrido o solo? Hable con un terapeuta para llegar a la raíz de sus antojos.